Crónica de la quinta jornada de Regular Season

Crónica de la quinta jornada de Regular Season

Siendo la penúltima ronda de esta fase competitiva de carreras, la cita de ESL Racing Series MAPFRE en su quinta carrera ha deparado numerosas batallas a lo largo de toda la parrilla entre los 33 vehículos que tomaron la salida. El difícil trazado de Sebring y la cautela de los pilotos, no obstante, lo convirtió en las puestos de cabeza en una pelea posicional en la que Erhan Jajovski salió como vencedor, obteniendo su segunda victoria para asentar al Team Vires en la primera posición de la general.

Jajovski partía en segundo lugar tras el poleman, el polaco Kuba Brzezinski (Williams eSports), pero una salida impoluta le situó en cabeza de la contienda, además de permitirle resistir una gran arrancada de un David Greco (GSR SimRacing) que estuvo cerca de colarse por medio, aunque se conformó con dejar atrás a Petar Brljak (NetRex Grand Prix). Por detrás, mientras dos de los miembros más destacados del contingente español, Aday Coba (Vodafone Giants) y Borja Millán (Team Huanaco) perdian toda opción en los primeros giros por incidentes varios, Marc Pérez firmó un fantástico inicio para situarse quinto, aunque el piloto de MSi eSports perdería las posiciones ganadas sobre el debutante Devin Braune (ACR Zakspeed) y Yuri Kasdorp (Veles SimSport) antes de acabar la primera vuelta. Todos ellos habían superado en la salida a Kevin Siggy Rebernak (Edge eSports), quien fue víctima de la complicada primera curva.

La especulación con la gasolina y los neumáticos reinó durante la primera mitad de carrera. Con un ritmo claramente superior al resto, tal y como habían exhibido en clasificación, Jajovski y Brzezinski se marcharon del resto, rodando muy juntos el uno del otro, mientras un Greco con un ritmo insuficiente montaba un numeroso tren por detrás. Al contrario de lo que se esperaba en un principio, todos los pilotos fueron capaces de ejecutar la carrera a una sola parada, que se produjo pasado el ecuador de la misma, y que desencadenó los acontecimientos.

Jajovski y Brzezinski pararon a la vez, con 18 minutos por delante en el crono, y el normacedonio no solo consiguió salir por delante, si no que amplió ligeramente su margen, algo que consolidó a base de ritmo en las vueltas finales para asegurar el tiro y hacerse con una merecida victoria. Por detrás, la pelea por el podio se animó en la vuelta previa a las paradas, cuando Greco perdió cuatro posiciones de una tacada. Durante las detenciones, Braune, el sustituto del exitoso Risto Kappet en ACR Zakspeed, perdió cinco segundos en su parada, tantos como posiciones en pista cuando se reincorporó.

De ese modo, Kasdorp consiguió dar caza de forma progresiva a Brljak, hasta superarle a falta de ocho minutos para el final en la recta Ullmann, con lo que el estonio completó una remontada de cinco posiciones en el tercer cajón del podio. Tras su parada, Greco emergió por delante de Pérez, y consiguió resistir la presión del piloto español en las vueltas finales para regresar al top 5, en un duelo directo con potenciales implicaciones de cara a completar la gran final presencial.

Daniel Kiss (NetRex) consiguió salir por delante de Siggy Rebernak parando una vuelta más tarde que el eslovaco, pero eso no impidió que éste recuperase la séptima posición. Los dos últimos puestos del top 10 presentaron un duelo sin cuartel aún más intenso entre Ádám Pinczes, su compañero Braune y Nikodem Wisniewski (Williams eSports), que se decantó en la vuelta final cuando un ataque exitoso de Braune sobre el polaco hizo a éste perder dos puestos más, completando así el top 10 los dos pilotos de ACR Zakspeed. Vodafone Giants, por su parte, fue la cruz de la moneda, en especial con la carrera plagada de incidentes de un Pablo López que no pudo recuperarse de la penalización que dejó su tercer puesto en parrilla en nada.

Así las cosas, solo queda una carrera para determinar la alineación definitiva de equipos que disputarán la gran final presencial de ESL Racing Series MAPFRE en el MSi de Madrid el próximo 16 de marzo. La prueba de fuego, el reto último para nuestros participantes, será en las tortuosas calles de Hong Kong, al volante de los monoplazas eléctricos de la Formula E.
Poco ruido… ¡y muchas nueces!